Sobre mí

Hola, mi nombre es Lucía Verdejo, y ante todo, deseo agradecerte la visita a mi sitio web, pues esto ya es muy importante para mí. 

Mi pseudónimo es 'Luverno' y mi marca artística es, por tanto, LuvernoArt. El nombre de 'Luverno' surge de una combinación de las sílabas de mi nombre y apellidos (Lucía Verdejo Gimeno). 

A continuación me gustaría hablaros un poquito sobre mí y sobre mi actividad artística.

Muchas gracias por tu atención e interés. 





Sobre mi trayectoria


Comenzaré diciendo que soy licenciada en Biología por la Universidad de Valencia, siendo esta ciudad española el lugar donde nací en primavera de 1997. Decidí estudiar esta carrera porque desde siempre he disfrutado mucho del contacto con la naturaleza y he sido consciente de su indispensable conservación, por todos los bienes que nos ofrece y por su valor intrínseco, fuera de todo pragmatismo, casi entrando en un terreno espiritual.

Siempre he sido un ser soñador y amante de la expresión artística, y lo que más mueve mi interior es la eterna belleza del mundo natural. Me siento unida a la grandeza que disfruto con los cinco sentidos cuando paseo por los montes y los prados. La Sierra Espadán, situada en la provincia de Castellón, y en concreto el pequeño pueblo de Chóvar, es mi lugar de residencia actual, y es aquí donde desarrollo mi obra y donde mi alma despierta hacia la inspiración de los hermosos regalos de la naturaleza. Me fascina la luz en todas sus formas, y admiro los paisajes, aunque sobre todo me maravillo con los más diminutos detalles que me rodean: las flores, las hojas, los pequeños organismos como los insectos... Todo me parece un tesoro y un milagro digno de la admiración de nuestro ser.

Desde hace años dedico mi tiempo a fotografiar, dibujar y pintar la naturaleza de forma personal y subjetiva, y me agrada compartir los resultados con las personas que me rodean. Mi formación es autodidacta, y aprendo conmigo misma y con mi propia experiencia, aunque cabe destacar que he asistido a algunos talleres de fotografía y pintura con artistas de renombre nacional con los que he mejorado en técnicas y conocimientos prácticos que aplico en mi obra.

Sobre mi obra


En mis obras uso los óleos como medio principal, y me identifico con un estilo de realismo-hiperrealismo. No obstante, siempre trato de incluir una parte mágica y subjetiva en los motivos que pinto, representada normalmente por una atmósfera relajante y calmada, prácticamente abstracta. Este escenario etéreo acompaña a las figuras principales de cada obra, realzando de esta forma sus detalles y dotándolas de un gran protagonismo. Mis temáticas favoritas rondan el mundo botánico y floral, aunque disfruto pintando casi cualquier elemento de la naturaleza.

Adoro realzar las figuras con efectos lumínicos especiales, como los contraluces del atardecer y el crepúsculo, cuando los colores se vuelven cálidos e intensos, para que resulten impactantes a la vista y así conseguir una magia visual atrayente en elementos cotidianos de la naturaleza. Trato de dar el debido protagonismo a aquellos pequeños universos naturales que pueden pasar desapercibidos a unos ojos despistados.


Mi filosofía artística y vital


Mi día a día lo dedico a mis actividades creativas, tratando de expresar cada vez mejor aquello que siento. Cuando pinto el mundo se detiene y verdaderamente no soy consciente del tiempo y dejo de pensar, mi mente se acalla, como en una meditación intensa. Amo el tiempo que paso en soledad en mi estudio encontrándome y conociéndome a través de la pintura. Los momentos de introspección en mi mundo interior son fantásticos y es cuando más cómoda me siento. La belleza me atrapa y me transporta, y mi sensibilidad hacia ella se agudiza.

En mis proyectos pongo toda mi alma y amo lo que hago, por eso siento que cada una de mis obras son un pedacito de mí y se llevan un poquito de mi esencia consigo. Trato de transmitir con ellas paz, quietud y armonía para aquellos que las contemplen. Deseo que se sumerjan en un mundo donde la magia está en todas partes y que retomen a su niño interior, aquel que se fascinaba por todas esas pequeñas cosas y todo le parecía maravilloso. Soñar despiertos y usar la imaginación, tener ilusión por todo, pienso que es esencial para una vida en plenitud, independientemente de la edad. Mi fin es que el tiempo se pare por un instante y que se viva el presente, que es el regalo que tenemos, como bien dice la palabra, y que se agradezca la belleza que nos rodea. Sí, pienso que lo mejor de la vida está en las pequeñas cosas, en lo más sencillo y esencial que podamos imaginar. 


Gracias por leerme, pues esta es la esencia de mí y de mi obra,

Lucía